10/9/09

Es tiempo de seguir


Cae la noche
su manto extendido cubre tu ausencia,
esa larga ausencia sin fin,
sin billete de vuelta.

Siento mis huesos tristes y cansados.
en mis venas
la melancolía fluye lenta.

El tiempo se detuvo aquel día,
ayer, hoy…
Ya sólo para ti tendré un horario.

Mientras busco los minutos perdidos
entre palabras muertas
se conmueve el silencio con mi sueño.

Hay tantos caminos en esta encrucijada
y es tan poca la esperanza,
tan escaso el tiempo
y tan amplio el horizonte ante mis ojos.

Surcaré un nuevo mar en mi velero
y tras mí quedarán los recuerdos
mientras un nuevo día asoma
como lluvia de sol,
como una fugaz promesa de amor.


© I.R,P.

5 comentarios:

Teresa dijo...

Todo un mar de melancolía en tu poema.
Qué lleven buenos vientos tu velero hacia el infinito, que lo bañe la lluvia del nuevo sol y vaya cargado de las más bellas promesas de amor.

Besos
Teresa

100historias dijo...

Cuánto tiempo esperando leerte otra vez.
Si hay que seguir, que al menos una pizca de belleza, un instante de fugaz felicidad o un infinitesimal placer nos ayude a continuar el camino sin desmoronarnos, sin desfallecer.
Leerte de nuevo ya cubre mi dosis de hoy. Gracias.

Luci_ernaga dijo...

A veces llegan esos días en los que es necesario hacer un paréntesis en nuestro acelerado ritmo de vida. El tiempo se hace cada vez más escaso y preciado para nosotros. Vivimos como si fueramos inmortales y la realidad es tan distinta, que merece la pena hacer un pequeño análisis de lo vivido, después, sin perder de vista el horizonte, volveremos a emprender el camino, en busca de la felicidad.
Las velas de mi velero han soportado muchos vientos pero siempre están dispuestas a desplegarse para emprender una nueva travesía.

Besos para tí Teresa.

Luci_ernaga dijo...

Gracias por tus palabras 100historias, como bien dices, merece la pena vivir cada día aunque sólo nos tenga deparado un pequeño momento de felicidad. Son precisamente las cosas más sencillas, las más cercanas a nosotros las que, con toda seguridad, nos la proporcionarán. Es tan valioso el tiempo en una vida que, con el paso del mismo, aprendemos a valorarlo en su justa medida, por eso me sigo enfadando conmigo misma por no poder disponer de mis horas como a mí me gustaría. Dedicarle más tiempo a mis amigos, a mis aficiones, a mis sueños...

Un fuerte abrazo.

Helen Maran dijo...

hola amiga, mi visita es para decirte que mi blog Meditaciones en el Mar Rojo cumplió su 1er aniversarío y te einvito a que recojas premios y regalos que quiero compartir contigo,abrazos de luz desde israel te desea , helen.